Frases de amor y perdon.

Solamente aquel que es demasiado fuerte para perdonar, una ofensa sabe "amar".

 

No te dejes engañar, perdona. El rencor es el arma de los que no tienen razón ni corazón.

Ámame cuando menos lo merezca, ya que es cuando más lo necesito.

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

Amar es enamorarse de la misma persona todos los días, sin hacer antigüedad, evitando la monotonía.

 

No dejes que te roben el corazón, deja las puertas abiertas para que lo tomen con amor.

Sólo por el amor, puede el hombre librarse de si mismo.

No esperes la separación, para buscar la reconciliación.

El primer suspiro de amor, es el último de la sabiduría.

 

El amor es un poema enteramente personal.

La mayor tristeza es pasarse la vida sin amar.

No vivamos esperando el amor de los demás. Seamos generosos. Porque para poder recibir, es necesario primero saber dar.

Descubre placer en lo elemental, comer, respirar, caminar, saborear, tocar, ver, amar.

 

Cuando el poder del amor supere el amor al poder el mundo conocerá la paz.

El verdadero amor deja que la otra persona sea lo que realmente es.

El amor... rodea a cada ser y se extiende lentamente para abrazar todo lo que será.

El amor no posee ni es poseído, porque el amor es suficiente para amar.

 

El amor y la duda nunca han hablado el mismo idioma.

La vida sin amor es como un árbol sin flores o frutas.

No juzgamos a las personas que amamos.

Nunca hubo un corazón verdaderamente grande y generoso, que no fuese también tierno y compasivo.

 

El amor es la respuesta, y tú sabes eso a ciencia cierta; el Amor es una flor, y tienes que dejarla crecer.

El odio no cesa por el odio, sino sólo por amor, esta es la regla eterna.

El hombre debe crear un método para todos los conflictos humanos que rechace la venganza, la agresión y la represalia. El fundamento de este método es el amor.

Tú mismo, tanto como cualquier otro en el universo entero, mereces tu amor y afecto.

 

El que es incapaz de perdonar es incapaz de amar.

 

El perdón es el agua que extermina los incendios del alma.

Ama, perdona y olvida; hoy te lo dice una amiga, mañana te lo dirá la vida.

El perdonar nos hace ser libres de espíritu.
Perdonar nos acerca más al camino del amor.


Perdonar es el significado del verdadero amor... sólo quien ama realmente, perdona.

El perdón cae como lluvia suave desde el cielo a la tierra. Es dos veces bendito; bendice al que lo da y al que lo recibe.

Enseñemos a perdonar; pero si enseñamos también a no ofender, sería más eficiente.

El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.

 

Perdona siempre a tu enemigo. No hay nada que le enfurezca más.

Lo mejor que puedes dar a tu enemigo es el perdón; a un oponente, tolerancia; a un hijo, un buen ejemplo; a tu padre, deferencia; a tu madre, una conducta de la cual se enorgullezca; a ti mismo, respeto; a todos los hombres, caridad.

Los hombres que no perdonan a las mujeres sus pequeños defectos jamás disfrutarán de sus grandes virtudes.

Nada nos asemeja tanto a Dios como estar siempre dispuestos a perdonar.

 

Nadie puede soportar que no le perdonen. Ese es un privilegio de Dios.

No escatimes el perdón: es imposible caminar con tantas heriditas abiertas.

Perdona todas las viejas heridas y cicatriza con resinas de amor.

Perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre, que está en los cielos, os perdone vuestras ofensas.

 

Perdonar no es olvidar, es recordar sin dolor, sin amargura, sin la herida abierta; perdonar es recordar sin andar cargando eso, sin respirar por la herida, entonces te darás cuenta que has perdonado.

Perdónaselo todo a quien nada se perdona a sí mismo.

Se aprende a perdonar, perdonando; se aprende a amar, amando; se aprende a imitar a Jesús, siguiendo sus pasos.

 

Se perdona en la medida en que se ama.

 

Si acaso todos los hombres nos reconociéramos como hijos pródigos, podríamos vivir la experiencia fuerte del amor misericordioso del Padre.

Somos como bestias cuando matamos, como hombres cuando odiamos, más como Dios cuando perdonamos.

El perdón es el perfume que despide una flor después de ser pisada.

Siempre es pronto para errar pero nunca tarde para perdonar.

 

No dejes que una pequeña discusión hiera una gran amistad.

El perdonar nos permite ser felices y disfrutar la vida, ya que es de humanos equivocarse.

El que perdona se engrandece y engrandece también al perdonado.

Perdonar, no solamente es decir "Te Perdono", Si no demostrarlo con hechos.

 

El odio es el veneno de nuestro corazón, el perdón su cura.

Disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es solo de almas grandes.

El error no es más que una ayuda a aprender... en el camino de el aprendizaje.

Errar es humano, pero hecharle la culpa a otras personas lo es todavía más!

 

No es malo equivocarse, lo malo es no saber reconocerlo.

Errar es de humanos, insistir es de necios.

El perdón y el olvido son la armadura que te protegen de las bajezas del destino.

El perdonar es divino y alivia el espíritu; al igual llena de paz nuestro entorno.

 

 Más vale saber perdonar qué perder todo por una tontería.

El regalo más bueno del mundo és el perdón.

El que perdona puede morir en paz.

conjunto, icono, izquierda

conjunto, icono, izquierda