¿Como tener un corazon humilde?

Por favor, escuchen esta canción y pongan atención a la letra... les servirá de mucho.

Es una virtud que muy pocos lo tienen...

El orgullo del hombre lo humillará, pero el de espíritu humilde obtendrá honores (Proverbios 29:23). 

 

Hay muchas personas allá afuera pensando que Dios es malo y cruel con los humanos, pero déjame decirte que esto es mentira… 

 

Para empezar, Dios ama a todos por igual; no ama a los pobres (físicamente) por su pobreza, ni desprecia a los ricos por su riqueza, DIOS NO CONDENA A LAS PERSONAS POR LO QUE POSEAN O NO FÍSICAMENTE. Algo que quiero aclarar es esta parte: “Que el reino de Dios es de los pobres y humildes…” Efectivamente, el reino de Dios de es la gente que posee un corazón humilde; pero vamos a ver a lo que me quiero referir… 

 

Supongamos que hay frente a nosotros dos personas: el primero es “pobre físicamente” y la otra persona es rica. Tomando como base esto, analicemos el interior de cada uno: Resulta que la persona pobre, es solo de apariencia (o sea físicamente nada más) porque su interior esta “sucio”, el poco dinero que Dios le brinda, lo gasta para sus bebidas alcohólicas, para sus drogas, para los cigarros, para todo tipo de deleite aparente, dejando a su familia a un lado; pero resulta que el rico estando en riquezas, tiene un interior limpio, porque ora a Dios todas las noches antes de dormir y al levantarse, comparte de lo que Dios le da a la gente que verdaderamente lo necesita; en su corazón no hay avaricia, codicia, maldad, altivez, egocentrismo ni nada que le estorbe para seguir al Señor… en cambio el que se dice ser pobre, verdaderamente vive en una “pobreza extrema”, y no precisamente por no tener bienes materiales, sino porque su corazón destila maldad, codicia, egoísmo, envidia, por no poder poseer lo que el rico si tiene… 

 

 

 

La pregunta es para ti: ¿Cuál de los dos crees que entrará al reino de Dios? ¿El que se dice ser pobre o el rico? ... 

 

 

 

Efectivamente el rico entrará en el reino de Dios, no por sus posesiones como lo había dicho, más bien, por haber conservado un corazón humilde ante los ojos de Dios. En cambio el pobre (en este ejemplo) vive confiado de que ya tiene un lugar asegurado en el cielo, porque toma por pretexto que EL REINO DE DIOS ES DE LOS POBRES, CUANDO ES SOLO DE LOS QUE POSEEN UN CORAZON SINCERO, HONESTO Y HUMILDE ANTE DIOS.

 

 

Recuerda y ten siempre presente estas palabras: una persona no es pobre por los pocos bienes materiales que posea, sino por lo que hay en su corazón… ni una persona es rica por sus posesiones. Puede que la persona “pobre” aun en su posición económica, llegue a tener un verdadero corazón humilde, tal vez no tenga mucho para repartir con los demás, pero aun así, comparte lo poco que tiene a su prójimo, es una persona que sabe vivir en su pobreza física pero por dentro posee un mayor tesoro: que es el amor y humildad de Dios, por eso es rico en su interior (desafortunadamente la gente no llega a comprender esto, y por eso juzgan a las personas sin saber lo que hay en el corazón de cada quien). 

 

 

Por eso en esta historia, el pobre no entrará en el reino de Dios solo por decir que es pobre, y es una verdadera lástima cuando muchos viven así. Claro, también hay “pobres” que poseen este corazón humilde ante Dios, son excepciones las que menciono, así como hay muchos ricos que se jactan de su riqueza, poseyendo en su interior un corazón podrido y seco…

 

 

Entonces, no pensemos mal de Dios, que solo juzga a los ricos por sus apariencias. Dios no puede ser burlado por nadie, él sabe cómo está el interior de cada persona. Por eso no va a condenar al infierno a una persona rica solo por serlo. Ni va a dejar entrar en su reino al pobre aparentemente. 

 

 

 

…¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! (Lucas 18:24) 

 

Jesús no lo dijo en el sentido de que todo aquel que posea muchos bienes materiales, no entrará al reino de los cielos, NO. A lo que Jesús se refería es que mucha gente al poseer demasiadas riquezas, sus corazones se volverían avariciosos, egoístas, ambiciosos, altivos, vanagloriosos, amadores de placeres más que de Dios. Por eso exclamó que sería muy difícil para un rico entrar en su reino, porque se contrapone a la ley del amor que él estaba enseñando, como: compartir con el prójimo lo que tenemos, entre otras cosas. 

 

Por último, Dios, no está peleado con los humanos de que tengan bienes materiales, lo que sucede es que no quiere ver que nuestro corazón se jacte de esas cosas, y nos volvamos EGOÍSTAS, AMBICIOSOS, Y ENALTECIDOS. Él quiere ver que nuestro interior siga siendo humilde ante sus ojos, y que nunca OLVIDEMOS QUE DIOS ES QUIEN NOS BRINDA LA OPORTUNIDAD DE POSEER TODOS ESOS BIENES.

 

 

 

Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido (Lucas 14:11).  

 

Humillarse es dejar a un lado nuestro orgullo y vanagloria, y decir: "Sí Señor, perdóname por todas las cosas incorrectas que he hecho, yo reconozco que es por ti que tengo todo esto, gracias Cristo...." (DE CORAZON, NO SOLO POR DECIRLO). 

 

 

Ya vemos a personas ricas, que después de un tiempo, pierden todas sus posesiones quedando en la quiebra, algunos quitándose la vida antes de tiempo, porque creen que no van a poder soportar su situación. Pero nosotros amigos, aprendamos a vivir con lo poco o mucho que Dios nos dé a través de nuestros padres o de un trabajo; siempre siendo agradecidos y humildes para Dios, no para quedar bien con los demás.

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Ana caren (miércoles, 30 abril 2014 14:14)

    Otra bonita reflexión (:

  • #2

    Juan (sábado, 07 mayo 2016 22:44)

    Buena refleccion para lo ricos de buen corazon

  • #3

    maria de los angeles (martes, 21 junio 2016 08:48)

    es verdad aveces tenemos lo q merecemos por no tener esa humildad de corazón

  • #4

    Dr. Fernando Martínez (martes, 26 julio 2016 08:42)

    Pobreza en el Corazón, un corazón pobre es aquel que siendo rico o no económicamente se dedica a cometer acciones que dañan o perjudican a los que lo rodea, o simplemente no hace ningún bien por sus semejantes más aún se divierte por los sucesos donde existen personas afectadas. Esa persona carece de riqueza en valores, principios, amor por el prójimo, empatia, bondad, solidaridad." Cabe aclarar que esta es mi opinión acerca de un corazón pobre".

http://pprofesionales.50webs.com/images/flecha_siguiente.png

 

 

 

 

Ayudando a ayudar