¿QUE ES ORAR?

Direfenciemos una cosa de otra...

La mayoría de la gente confunde el REZAR con el ORAR, hoy sabrás cual es la diferencia de cada uno de ellos y cual es mejor de usar (por decirlo así). 

 

Empecemos con el término REZAR. En la religiones X o Y emplean los rezos como parte de sus rutinas o rituales, no tiene nada que ver con el ORAR; rezar es repetir frases una y otra vez, sin saber el significado de las palabras, y sin sentirlo en el corazón. Cuando una persona reza, en automático activa las frases que en su religión le enseñan, quisiera ser más específica pero tampoco se trata de atacar a las personas y sus religiones. Para que quede más claro, rezar es simplemente, repetir palabras sin sentido alguno. Es aquí donde muchos se confunden, porque creen que así Dios los va a escuchar, y sí, efectivamente Dios nada más está escuchando como REPITEN Y REPITEN LAS FRASES, más sus corazones están bien lejos de Él, porque no entienden que el rezar no los lleva a nada, solo a cansarse y fastidiarse.

 

Lee lo siguiente por favor para que tengas una idea más clara de esto:

 

"Cuando ores, no seas como los hipócritas, porque ellos aman el orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles para ser vistos por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

 

Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público. Y al orar no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos, porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes que vosotros le pidáis". (Mateo 6:5-8).

 

 

Ahora, veamos lo que significa ORAR realmente. Orar a Dios, significa hablarle con el corazón, dile todo lo que te hace sentir triste, enojado, frustrado, incómodo, temeroso, feliz, o muy contento; comparte con él todo lo que tengas guardado dentro de ti, no importa que hayas robado, que hayas matado a alguien, no importa que hayas adulterado o fornicado, o que guardes mentiras. Dios perdonará absolutamente TODO lo que tu alma esté almacenando, no tengas miedo de acercarte a él, no te hará daño, créele y confía. Si te das cuenta, orar es como platicar con tu mejor amigo, porque a un amigo le contamos como nos sentimos por dentro, y el amigo nos escucha, nos comprende y nos aconseja en todo momento; así Dios hace con nosotros cuando necesitamos ayuda o simplemente ser escuchados.

 

 

Y OTRA COSA MUY DISTINTA ES ORAR Y CLAMAR A DIOS, PERO ESO LO VEREMOS EN OTRO TEMA: EL PODER DE LA ORACIÓN (EL CLAMOR DEL ALMA).

 

 

No necesitas ir a un confesionario como en algunas religiones lo manejan, ni confesarle a una persona tus trasgresiones (a menos de que tú, de corazón quieras pedir perdón delante de alguien, también es válido); aun así, tan solo basta con ir a tu habitación o a un lugar donde te sientas más cómodo (tu solo), no importa si estás en Francia, en Japón, o en los confines del universo, ahí estará Dios para escucharte y listo para ayudarte. Tan solo basta con abrirle nuestro corazón, acercarnos a él, con humildad, en ESPÍRITU Y EN VERDAD. A Dios no le podemos mentir, él sabe perfectamente cuando alguien se le acerca para burlarse, o sabe cuándo un CORAZON ORGULLOSO LE ESTÁ HABLANDO Y NO UNO SINCERO.

 

Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes (1 Pedro 5:5)

 

Entonces, orar es platicar con Dios, no usando vanas repeticiones; orar es hablarle con el corazón. Quizá no podamos ver a Dios, pero tenemos la certeza (fe) de que nos está escuchando, y por lo tanto lo podemos sentir a nuestro alrededor.

 

La fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve (Hebreos 11:1)

 


ACLARACIÓN: También si gustas orar en conjunto, ya sea con tus amigos, con tu familia, con la congregación, es totalmente válido y mucho mejor, ya que Dios derrama su espíritu con más intensidad. Bien lo dice en su palabra: donde dos o más se reunen para orar, ahí estará Dios.


 

 

ESTE ES UN EJEMPLO DE ORACIÓN DE ACEPTACIÓN...

 

 

DECLÁRALO CON TU BOCA (NO LEIDO EN LA MENTE):

 

“Padre Celestial, hoy te damos gracias, por permitirnos escuchar y comprender de tu palabra; HOY HEMOS DECIDIDO ACEPTAR A NUESTRO SEÑOR JESÚS, COMO NUESTRO SALVADOR Y MEDIADOR, porque sabemos que si creemos en él, entonces creeremos en ti también, que si lo confesamos a él, te confesamos a ti como nuestro único Dios de amor. TE PIDO DE TODO CORAZON QUE LIBERES MI ALMA DE TODO CAUTIVERIO, QUE NO ME PERMITÍA ACERCARME A TI, QUE NO ME DEJABA SER FELIZ Y QUE OCULTABA MIS OJOS DE TU PRESENCIA. TE RUEGO QUE QUITES TODA VENDA DE MIS OJOS ESPIRITUALES Y ME PERMITAS SENTIRTE; PERMITEME CONOCER MÁS DE TI, DE TU REINO Y DE JESUCRISTO. ROMPE TODA CADENA DE MALDICION QUE ME ATAN A ESTE MUNDO, DÁME DE TU AMOR Y DE TU PAZ EN ESTE DÍA; PUES HOY HE CREÍDO EN TI Y SOLO EN TI. Y DECLARAMOS QUE TODO MAL SE IRÁ DE NUESTRAS VIDAS, TE LO PEDIMOS EN EL NOMBRE DE TU AMADO HIJO JESÚS. AMÉN.”

Nota: esta oración es solo para decirse una sola vez, no para repetirla todos los días.

Escribir comentario

Comentarios: 0

http://pprofesionales.50webs.com/images/flecha_siguiente.png

 

 

 

 

 

Aprendamos a ser libres


Escribir comentario

Comentarios: 0