Deberes de la vida cristiana.

 

https://3.bp.blogspot.com/-v2HbFS6_mGU/UyP7DNb-2qI/AAAAAAAAHVg/enxB1vbjgAo/s1600/El+miedo.png 

Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres y no seáis ásperos con ellas. Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor. Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten. (Colosenses 3:18-21).

 

La mayoría de las personas piensan que ser cristiano, es ser un “fanático religioso”, como quizá lo son en otras religiones; que solo hacen las cosas porque alguien más se los pide, y no porque realmente les nazca del corazón seguir a Dios. Muchos de ellos solo cumplen un estatuto que sus padres y demás personas siguen (costumbrismo). Es como cuando rezan, solo siguen un patrón de palabras, creyendo que por esto serán escuchados (así lo dice el Señor: “Y orando no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos”- Mateo 6:7). Ser cristiano NO ES UNA RELIGIÓN, es una nueva forma de vida. Nos llamamos cristianos porque creemos en Jesús, en Cristo, que es Dios mismo personificado. Nosotros NO tenemos estatuas, ni imágenes, ni una sola persona que dirija un culto en una congregación; cualquier persona, con la sabiduría de Dios, puede predicar a los demás hermanos. Y “hermanos” porque son nuestra semejanza (así como todos somos semejanza de Dios).

 

Así que por sus frutos los conoceréis (Mateo 7:15). …Porque de la abundancia del corazón habla la boca (Mateo 12:34). Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Estas cosas son las que contaminan al hombre… (Mateo 15:19-20).

 

Hay muchos que no quieren seguir a Dios, porque piensan que los obligará a hacer tantas cosas, de las cuales no están acostumbrados a hacer o decir; otros lo ven como prohibiciones: “que NO esto, No aquello…” Mira, algo que nos debe quedar claro, es que Dios jamás va a obligar a alguien a seguirle o a creerle. Dios pide amor genuino, quiere un corazón dispuesto a amarle y que confíe en él. Los cambios se logran paulatinamente, dependiendo de que tanto quieras de Dios. No está mal, creerle así como estás; pero, según como vaya creciendo tu corazón con Dios, es como poco a poco entenderás que hacer ciertas cosas, no es lo que Dios espera de ti. Porque así como él está dispuesto a darte todo lo que tú necesites, también espera que tú sepas corresponderle. ¿Acaso a tu pareja le dirás: Te quiero, cuando él te dice: Te amo? Ó ¿Acaso le darás a tu hijo una piedra de comer, cuando él pide algo más? Las personas no deben dejarse llevar solo por las emociones, por ahora quizá pienses: “Qué bonito suena esto”, y hoy quieres aceptar a Dios en tu vida, pero mañana se te olvida lo que dijiste ahora. Debes tener seguridad y confianza para decir Sí, o para decir No; que sea un si, con el corazón y no con la mente. Recuerda que la fe, para eso está, para ayudarte a creer. LA MENTE DICE NO, NO LO PUEDES HACER, PERO TU CORAZÓN NO PARA DE CREER…” (Creeré- Tercer cielo, Música cristiana).

 

Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí, pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres (Mateo 15:8-9).

 

Dios NO pide que seamos “religiosos”, él pide que confiemos en él, que oremos siempre en silencio y en todo momento: “Cuando ores, no seas como los hipócritas, porque ellos aman el orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles para ser vistos por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público- Mateo 6:5-6). Aclaro, también es válido orar en familia y con la congregación, pero si lo haces, que no sea para vanagloria (ni para presumir que lo puedes hacer mejor que los demás), sino con amor para Dios, no para los hombres o falsos dioses. Poco a poco verás como Dios transformará tu forma de pensar y de sentir, por eso es que el cristianismo es una NUEVA FORMA DE VIDA, NO UNA RELIGIÓN; él te hará sentir en el corazón, lo que es correcto e incorrecto. También es válido que abras la palabra de Dios (la biblia) porque ahí encontrarás tantas cosas hermosas de las que te sorprenderás, y te quitarán la venda de tus ojos espirituales, que no te permiten saber la VERDAD de lo QUE DIOS ES, Y QUIERE PARA TI. Te sigue esperando, amigo, no te resistas más…

 

En la biblia encontrarás tantas promesas y bendiciones de Dios para toda la humanidad en sí, pero desafortunadamente solo las reparte a quienes le acepten en el alma.

 

Nuestro deber como cristianos es NUNCA RENDIRNOS (pase lo que pase), van a haber días muy oscuros, pruebas muy grandes en nuestras vidas que parecieran no tener una salida; van a haber días en las que nuestras fuerzas estarán débiles, PERO SEPAN QUE TODO ESTO ES NECESARIO, PORQUE ASÍ NOS PROBAMOS A NOSOTROS MISMOS DE QUÉ ESTAMOS HECHOS Y SI REALMENTE SOMOS DE CRISTO... los que desisten en seguir a Jesús después de haber tenido su primera prueba, quiere decir que no eran dignos de él. NOSOTROS DEBEMOS ESTAR FIRMES AUNQUE LLOREMOS, AUNQUE SUFRAMOS (LAS PRUEBAS SOLO DURAN POR UN PERIODO DE TIEMPO) PERO SIEMPRE TENIENDO NUESTRA FE PUESTA EN JESÚS, PARA LLEGAR A LA META EN AQUEL DÍA, EN EL DÍA FINAL, QUE SERÁ EL JUICIO PARA CONDENA O VIDA ETERNA.

 

El ser cristianos no debe ser una religión más (como muchos piensan que es), debe ser UNA VIDA DE CAMBIO, DE CONSTANTE TRANSFORMACIÓN, no solo por unos días, sino siempre... que dure hasta nuestro último suspiro de vida. El ser religiosos es SABER DE LA PALABRA PERO NO ACTUAR, esa si es una vida religiosa, donde no hay entendimiento, donde no hay cambio... Recuerden, el cambio depende de QUE TANTO BUSQUEMOS DE DIOS. Algunos cambian al instante, pero otros tardan hasta años para poder moldear su carácter o su perseverancia (como es mi caso). PERO ES NUNCA DESISTIR, NUNCA RENDIRSE. NO IMPORTA CUANTAS VECES CAIGAMOS, LO IMPORTANTE INCLUSIVE PARA DIOS, ES CUANTAS VECES NOS LEVANTEMOS... ESO ES SER UN VERDADERO CRISTIANO.

 

 http://elgranenganyo.com/conferencias/wp-content/uploads/2013/08/Gozo-del-se%C3%B1or.jpg

 

Ciertamente no hay hombre justo en la Tierra, que haga el bien y nunca peque. (Eclesiastés 7:20).

 

Escribir comentario

Comentarios: 0