DIOS DE AMOR Y JUSTICIA (Capítulo 1- 2a PARTE)

...y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. (Apocalipsis 20:12).

 


https://3.bp.blogspot.com/-0Ot8iDy-N9M/UZmhCD_82-I/AAAAAAAADCc/9fdhfrGlaYg/s1600/Justicia.jpg

 

EL SEÑOR JUZGARÁ A SU PUEBLO EN EL DÍA FINAL.

 

Con esto no quiero decir que Dios sea cruel, y que solo quiere atormentar a los humanos, NO. A lo que me refiero es que Dios es un DIOS DE JUSTICIA Y ORDEN. Sé que muchos estarán pensando: “No, Dios jamás haría eso conmigo… porque mi Dios es bondadoso…” y claro que sí, porque Dios es tan bondadoso y tan lleno de paciencia que él está esperando a que los humanos se arrepientan de sus pecados… de verdad amigos, Dios te está esperando a ti, a mí, a toda la humanidad a que pidamos perdón por todas aquellas malas acciones y palabras que han salido de nuestros corazones y mentes. Pero si tú, yo o alguno allá afuera NO QUISIÉRAMOS HACER CASO, entonces al final de nuestras vidas tendremos que afrontar el gran juicio que nos esperará por no habernos arrepentido de corazón de nuestras maldades cuando estábamos en vida.

 

Ahora en estos momentos mucha gente malvada está diciendo en sus corazones: “¿No que hay un Dios? Mira, ya maté a cinco personas y nadie hizo algo para atraparme… ¿Dónde está ese Dios de quien tanto mencionas?” – Y agregan- “A mí nadie me atrapará”… Fuertes palabras de una persona necia y segada espiritualmente; no se dan cuenta de que quizá en vida no les toque pagar POR TODO AQUELLO PERVERSO QUE HICIERON, pero algún día tendrán que fallecer y será ahí donde sentirán la verdadera JUSTICIA DE DIOS, nadie se escapará de ser juzgado delante del gran Dios por medio de Jesús. Lo triste de todo es que muchos querrán arrepentirse cuando sea de verdad demasiado tarde, cuando todos estemos ante la presencia del Señor.

 

No se confundan mis queridos amigos, Dios es bueno y bondadoso, pero necesitan saber que también es JUSTO… para que me entiendan un poquito más, les pondré un pequeño ejemplo:

 

Imaginemos que todos hemos muerto y entonces estamos delante de Dios y cuando es momento de juzgar a un asesino (alguien que mató a 200 personas, blasfemó muchas veces el nombre de Dios, abandonó a sus hijos, golpeaba a su esposa, alguien que robaba, entre otras cosas… ALGUIEN QUE JAMAS SE ARREPINTIÓ DE SUS ACTOS) ustedes que creen ¿que Dios perdonará a esta persona EN EL DIA FINAL; cuando Dios se le manifestaba en vida por medio de otras personas para hablarle de su palabra, cuando le dio muchos AÑOS para vivir con la esperanza de que algún día se arrepintiera de sus actos perversos; cuando Dios, a pesar de todo nunca lo abandono y esta persona siempre le dio la espalda? pero en lugar de tomar en cuenta a esas personas (que le hablaban de Dios), y todas las cosas que el Señor hizo para darle una oportunidad de enmendar su camino, PREFIRIÓ IGNORAR TODO…. Es en estos momentos cuando el Señor tendrá que dictar SU JUSTA SENTENCIA. Él pesará nuestras acciones con su palabra.

 

 

Jesús dijo: “No seré yo quien condene al que escuche mis palabras y no haga caso de ellas, porque yo no he venido para condenar al mundo, sino para salvarlo”. (Juan 12:47)

 

 

Por eso siempre mencionamos en los demás escritos que Dios no es quien nos condena, él no castiga nada más porque se le pegó la gana, o porque le caiga mal alguien, NO. DIOS es justo y por eso al final dará la paga según le corresponda a cada quien, no porque sea malo SINO POR JUSTICIA, ya que él TODOS LOS DIAS NOS DIO LA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR, DE ENMEDAR NUESTROS ERRORES, DE MEJORAR… pero qué hacemos muchos, NOS BURLAMOS DE LA PALABRA DE DIOS, IGNORAMOS SU PRESENCIA Y SUS ESTATUTOS, HACEMOS LO QUE QUEREMOS SEGÚN NUESTRA CONVICCIÓN, Y ENCIMA DE TODO DECIMOS QUE DIOS NO EXISTE y que por eso NADIE NOS HARÁ PAGAR POR TODAS ESAS COSAS PERVERSAS Y OCULTAS QUE HEMOS HECHO…

 

Dios nos dice a todos: Conozco tus obras y tus pensamientos; tiempo vendrá para juntar a todas las naciones y lenguas; y vendrán, y verán mi gloria”. (Isaías 66:18)…“no quisieron escuchar…no quisieron tomar el buen consejo…”

 

Por estas razones en el día final habrán muchos que tendrán que afrontar la ira del Señor (la justicia divina, a eso se refiere: LA IRA DE DIOS). Muchos querrán arrepentirse cuando estén delante de su presencia, pero AHÍ SI SERÁ DEMASIADO TARDE… NO POR NADA DICE SU PALABRA: En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salud te he socorrido: he aquí ahora el tiempo aceptable, he aquí ahora el día de salud (2ª Corintios 6:2).


Esto quiere decir que hoy hay tiempo aún para enmendar nuestros errores, de arrepentirnos de todo lo incorrecto que hemos hecho tanto en pensamiento como en acción, amigos no dejemos que el tiempo consuma nuestras valiosas vidas. Tu vida no es una casualidad, no tienes vida solo porque si, o para estarla desperdiciando en borracheras, orgias, maldades que al final si el día de mañana llegas a morir y no te arrepentiste de ello, tendrás que afrontar las consecuencias de tus errores cuando Dios no te permita ir al cielo a su lado, debido a tanta maldad que llevas dentro. No amigo, no pienses que Dios no sería capaz de hacer eso, claro que sí, él tiene toda la autoridad de no dejarnos entrar en su Reino. Ahora con esto estoy diciendo que así como existe un cielo donde la gente es “premiada” (por así decirlo) no por haber sido HUMANOS PERFECTOS LIBRES DE CULPA, no, sino, por HABERSE ESFORZADO Y HABER LLEGADO A LA META aun a pesar de las adversidades, de los obstáculos y de las caídas, aun cuando todo se puso gris a nuestro alrededor. Así como hay un lugar donde la gente será recompensada por haber dado lo mejor de sí mismos, también EXISTE un lugar donde las almas que no quisieron arrepentirse y volverse de sus malos caminos, tendrán que ir ahí para pagar por todo aquello que les pareció “LO MEJOR DEL MUNDO” esos deleites aparentes, por tanto homicidio que cometieron, por haber dañado de mil maneras a sus semejantes (humanos) por haber ignorado tantas cosas que Dios les decía para que fueran mejores ciudadanos, mejores esposos, mejores amigos, mejores hombres, mujeres…

 


https://data2.whicdn.com/images/50154027/thumb.jpg

 

 

Yo sé y entiendo que estas palabras suenan muy fuertes, pero debemos empezar a considerar un poco más LO QUE DIOS NOS ESTÁ DICIENDO por medio de este escrito (créanme que a mí también me llegan estas letras al corazón, y esta enseñanza es primero para mí, para que después pueda ser compartida a todos ustedes que están al otro lado de la pantalla). Esto no es para que se asusten, ni motivo de burla, sino para que se pongan a reflexionar que si hoy Dios les permite la vida, es para que enderecen sus caminos, si ustedes a conciencia saben que están errando (cometiendo pecado, no nos queramos engañar a nosotros mismos) de verdad pidan perdón a Dios, él no es malo ni frío para no escuchar y perdonar (TODO LO CONTRARIO), yo sé que nos escucha a los que le hablamos con el corazón y el perdonará absolutamente todo lo incorrecto que hayamos hecho; pidamos perdón y seremos perdonados por medio de Cristo Jesús.

 

 

Ya basta de tanto orgullo, ya basta de mirar a otro lado, ya basta de hacernos los sordos, porque así como le hacemos esto a Dios, así nos hará pagar en nuestros días de calamidad, en aquellos días negros, cuando sintamos que no podemos más… Mucha gente, no entiende esto que se les comparte, hasta que sufren alguna pérdida tanto física como emocional, es ahí cuando QUIEREN QUE DIOS LES SOLUCIONE SUS PROBLEMAS. Somos buenos para deshacer y echar a perder las cosas y cuando vemos que ya no podemos con una situación ahí decimos: “¡DIOS MIO, SALVAME DE ESTA, QUE NO SE QUE HACER!”… No lleguemos hasta esos extremos para abrir los ojos y ver que Dios está esperando a cada uno de nosotros para MEJORAR COMO HUMANOS.

 

 

 

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados, y nos limpie de toda maldad. (1a Juan 1:9)

 

 

Porque es tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios: y si primero comienza por nosotros, ¿qué será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? (1a Pedro 4:17)

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    María (jueves, 13 octubre 2016 14:36)

    Amen, hermana, cuando estemos frente al Juez Justo, reconoceremos que no teníamos nada de valor, que su precioso Hijo es el Perfecto y que en El , con El y para El vivimos en la tierra y El venció en nosotros, amen.