El pecado que habita en mí/Los errores.


https://lh3.ggpht.com/_0c2Qp7KnlVU/Tc30nTFAaYI/AAAAAAAABO8/_1HGqbqFyig/no%20importa_thumb%5B1%5D.jpg?imgmax=800

 

Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios y vuestros pecados han hecho que oculte de vosotros su rostro para no oíros. (Isaías 59:2)

El tema es grande como podrán notar, así como son grandes los pecados (errores) que cada quien comete, lo peor es que siempre culpamos a Dios por lo que nos pasa a diario, pero cuando nos va bien nunca nos acordamos de él, ni le damos las gracias por habernos permitido un día más de vida. Cuantos de nosotros no decimos: "El día de mañana yo haré esto y aquello... Dentro de 5 años tendré el mejor empleo, la mejor casa y viviré feliz, como rico junto a mi mujer e hijos..." ¿No te suena familiar? Pero son pocas las personas que realmente gozan de estos privilegios, y los que vivimos bien, agradecemos siempre a Dios por lo que nos da. En cambio otros "hacen su vida", trabajan para sobrevivir, les va bien al principio y después caen rotundamente tocando fondo; mientras otros por querer seguir "sus caminos" MUEREN EN ACCIDENTES, SON SECUESTRADOS, VIOLADOS, ASALTADOS, Y PIERDEN LA VIDA EN "UN ABRIR Y CERRAR DE OJOS", y ¿Dónde quedaron sus planes?, ¿Dónde quedó aquella "felicidad" que tanto presumían tener, o que tendrían?

Bienaventurado el hombre que me escucha; velando a mis puertas cada día, guardando los postes de mis puertas, porque el que me halle, HALLARÁ LA VIDA Y ALCANZARÁ EL FAVOR DE JEHOVÁ (Proverbios 8:34-36).


No seamos mal agradecidos con Dios, porque tú no sabes si el día de mañana despertarás sano y con vida; tú no sabes si el día de hoy, saliendo de tu casa, te atropellarán o morirás sin razón alguna (aclaro, no le deseo el mal a nadie, todo lo contrario); pero tan solo ponte a reflexionar en estas palabras que Dios me pide que comparta contigo, por alguna poderosa razón; no vaya a ser que por necio te pasé un accidente así a muchos nos ha pasado, o que hemos perdido a seres amados, hermanos, padres, madres, hijos, incluso amigos; por quienes hemos llorado y culpado a Dios de nuestras desgracias (pero él, jamás lo quiso así; todo es producto de nuestra desobediencia y rebeldía).

Mis siervos cantarán con júbilo en el corazón y vosotros clamaréis con dolor en el corazón y aullaréis por el quebrantamiento del espíritu (65:14).

 

El pecado (los errores) pueden llegar a ser tan sutiles, tan pequeños que no nos damos cuenta de que están ahí, de que ya hicimos mal a alguien o a nosotros mismos; pero una cosa si te aseguro, que cuando uno tiene estos síntomas es porque algo anda mal:

 

1.- Uno se siente culpable (por cualquier cosa).
2.- Hay depresión en nosotros (lloramos casi siempre).
3.- Sentimos que algo nos hace falta (amor, paz, tranquilidad, felicidad= Dios).
4.- Estamos agobiados, algo nos pasa.
5.- Uno se irrita rápido (mal contestamos a la gente).
6.- No se puede conciliar el sueño (tenemos pesadillas).
7.- De repente todo sale mal en la vida (fracasos, quiebras).
8.- La gente se aleja de uno (se pierden familiares, amigos, parejas).
9.- Se escuchan voces extrañas (incluso se mueve algo raro en los hogares).
10.- Uno siente que lo persiguen (que le quieren hacer daño); y más...


¿En serio quieres seguir así? ¿Crees que vivir así es vida? ¡NO!, ¿Entonces? Reflexiona: ¿Qué es lo que quieres para ti, para tu alma? Yo creo que a nadie le gusta vivir agobiado y sentir que algo nos persigue. Estas cosas, son la causa del porque Dios no los escucha (al igual que el de la idolatría); y déjame decirte que Dios no es sordo para no oír a nadie, ni es un ser semejante a un hombre, para portarse mal con nosotros los humanos; lo que sucede, como leímos en un principio, es que con nuestros pecados (errores/oscuridad) nosotros mismos somos lo que ponemos una barrera con Dios, hacemos por ende ENEMISTAD con él. Mientras Dios nos mira de lejos queriendo acercarse a nosotros, y uno alejándose de él por preferir vivir con los pecados, antes que reconocerlos (por nuestro EGO), Dios no podrá tomarte para restaurar tu interior. HASTA QUE TÚ DECIDAS ARREPENTIRTE POR TODO LO MALO QUE HAS HECHO. SOMOS HUMANOS, SÍ, Y COMETEMOS ERRORES, pero Dios quiere que siempre que los cometamos vayamos a él primero, y pidamos perdón de corazón por nuestros actos; si es necesario llorarlo, adelante, hazlo, y así se romperán las cadenas que te atan a la amargura, al odio, a la inseguridad, a la avaricia, al suicidio, al dolor, de la ira, de los miedos, de las frustraciones y todo lo que está torcido; sentirás que algo se quebrantará dentro de ti y entonces serás verdaderamente un hombre LIBRE de mal. Pues Dios con su infinito amor te hará UN HOMBRE NUEVO.

 

https://lh5.ggpht.com/_eEVo3Jc_X8k/TIJ-ouvklNI/AAAAAAAAAUE/TJBHu2EpzjE/Libres%20En%20Cristo%20LRF%5B15%5D.jpg?imgmax=800

Por un breve momento te abandoné, pero te recogeré con grandes misericordias. Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré compasión de ti, dice Jehová, tú Redentor (Isaías 54:7-8).

 

El pecado es enemistad con Dios. Tampoco vamos a escondernos en nuestras casas o irnos a una isla solitaria para que nadie nos toque o seamos "contaminados", Jesús dijo claramente QUE VIVIMOS EN ESTE MUNDO PERO QUE YA NO FORMAMOS PARTE DE ÉL, ¿A QUÉ SE REFERÍA? A que no debemos practicar y hacer lo mismo que hacen los demás. Aunque suene anticuado o aburrido, debemos permanecer fieles al Señor siendo obedientes a su palabra, claro tendremos tentaciones y pruebas, pero ahí es cuando más fuertes debemos intentar ser, y Dios nos dará la pronta salida a nuestros problemas.

 

También debemos convivir entre nosotros (hermanos en Cristo), pero que sea algo sano. Pero por ejemplo, van a haber momentos en las que alguien más vendrá y nos ofrecerá un cerveza, un cigarro, probar alguna droga, nos incitarán a acostarnos con alguien, etc. etc. Pero ahí es donde se demuestra la verdadera fidelidad y si de verdad eres de Dios, te alejarás de esas tentaciones (ten por seguro que Dios te recompensará).

 

Otra cosa que quiero aclarar y resaltar es que LOS PECADOS SON BARRERAS ESPIRITUALES QUE NOS SEPARAN DE DIOS, ni Jesús ni siquiera los ángeles se pueden acercar a una persona que está totalmente manchada del espíritu, por eso muchas veces pensamos que Dios no existe o que no nos escucha cuando oramos (por tanto pecado que almacenamos en nuestro interior), aparte de que el pecado son COMO CADENAS QUE NOS ATAN POR DENTRO (no solo son barreras que impiden al Señor acercase a nosotros), también son cadenas que nosotros mismos arrastramos (claro como es espiritual no lo vemos), pero tengan por seguro que así están muchas personas hoy en día, que viven atadas a sus propios males. Al momento de aceptar a Jesús en nuestro corazón ES COMO SI SE ROMPIERAN ESAS CADENAS DE MALDICIÓN que llevamos arrastrando en nuestras vidas.

 

Muchas veces así es como caemos en las trampas porque decimos: "UN CIGARRITO NO ME HARÁ DAÑO..." pero en realidad son puertas que abrimos al enemigo para que nos atrape más fácil, y en la próxima tentación caeremos rotundamente... ni siquiera lo pensaremos, simplemente haremos lo que nos dice y así es como se comete pecado, claro DIOS ES FIEL CON NOSOTROS Y NOS PERDONA CADA VEZ QUE NOS EQUIVOCAMOS, pero tampoco lo debemos tomar como un juego y pensar: "VOY A HACER LO QUE SEA, TOTAL DIOS SIEMPRE ME PERDONARÁ..." No amigos, no piensen que esto es así, Dios perdona cuando de verdad cometimos pecado SIN DARNOS CUENTA, no cuando fue con intención y por repetidas veces.

 

Como mencionaba en otro escrito, si no hay un verdadero cambio (un giro de 365 grados) entonces debemos preocuparnos porque eso significa que NO SOMOS DE DIOS, no podemos decir que amamos al Señor y HACER TODO LO CONTRARIO eso también es blasfemia contra Dios, Y NO PODEMOS ESTAR JUGANDO A LOS NIÑOS BUENOS Y MALOS, o somos fríos o somos calientes, SI ALGUIEN NO QUIERE CAMBIAR QUE MEJOR SE ALEJE Y SIGA SU CAMINO COMO MEJOR LE PAREZCA, PERO RECUERDA QUE AL FINAL DARÁS CUENTAS DE TODO LO QUE HICISTE... DE TODO!, Y DE ESO DEPENDERÁ SI ENTRAS O NO AL CIELO, Y DIOS NO PERMITIRÁ QUE ENTREN PERSONAS SUCIAS O INMUNDAS EN SU REINO, sino, personas que verdaderamente se esforzaron por vivir una vida agradable al Señor.

 

Recuerden esto: NO SE TRATA DE QUERER SER PERFECTOS, SE TRATA DE ESFORZARSE, DE LEVANTARSE EN CADA PRUEBA, SI CAISTE 100 VECES, PUES 100 VECES DEBES LEVANTARTE Y CONTINUAR EN EL CAMINO DE DIOS, porque igual si a la primera prueba caes y decides huir, ya Dios no podrá tomarte en cuenta, porque su camino es para los valientes y esforzados.

 

HE AQUÍ QUE NO SE HA ACORTADO LA MANO DE JEHOVÁ PARA SALVAR, NI SE HA ENDURECIDO SU OÍDO PARA OÍR. (ISAIAS 59:1).

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    GLORIA (miércoles, 15 abril 2015 23:13)

    EXCELENTES REFLEXIONES Y MUY PROPIAS LAS CITAS BÍBLICAS, GRACIAS.

  • #2

    guadalupe conde (sábado, 28 mayo 2016 21:09)

    Lo necesito

  • #3

    Juan José (miércoles, 02 noviembre 2016 15:01)

    Desanimado porque reconozco que dejándome llevar con mis pasiones he recaido en bastantes ocasiones el mismo pecado