¿Porqué confiar en Dios?

 


https://2.bp.blogspot.com/-IPFhtm2Vouw/UjSykb7VSNI/AAAAAAAADkQ/VLRl0ALkuNA/s1600/Un+no+de+Dios.jpg

 

No hagas mucho mal, ni seas insensato; ¿Porqué habrás de morir antes de tu tiempo? (Eclesiastés 7:17). El que me escuche vivirá confiadamente, estará tranquilo, sin temor del mal (Proverbios 1:33).

 

Continuando con el capítulo anterior... Miles de personas se cuestionan, ¿Por qué Dios permite la maldad en el mundo?, que si es tan bueno y poderoso ¿Por qué no lo destruye en instantes?, otros se preguntan ¿Por qué Dios permite que haya gente pobre?... Una cosa nos debe quedar muy claro, que Dios, jamás quiso que nosotros padeciéramos de éstas cosas. Otro punto que debemos tener en cuenta, es que él permite que sucedan, no por mal, si no para que nosotros aprendamos de nuestros errores, ¿Qué caso tendría la vida si todo fuera regalado, si todo fuera fácil de conseguir? En verdad que nadie sería "pobre", nadie sufriría por X o Y situación, nadie entendería la importancia de la corrección, todos seríamos inútiles y no buscaríamos de Dios. Ni el bien ni el mal existirían, por lo tanto, la vida no sería VIDA. Es bueno sentir alegría pero también tristeza, es bueno que las cosas salgan bien, pero también que no, como mencionamos en el capítulo 4: quien no tenga amor dentro de sí mismo, todo le será imposible, su alrededor será oscuro y será muy difícil salir de ahí sin ayuda de Dios...

 

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? ¡Yo, Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras! (Jeremías 17:9-10).

 

Cuando una persona no está con Dios es más propensa a tener experiencias fuertes, no porque Dios castigue, sino porque uno no aprende a aceptar que estamos mal en nuestros actos y palabras; la gente piensa: ¡A mi qué me importa saber de Dios! y se alejan de él, huyen de su presencia, como los ladrones huyen del sol. Piensan que Dios es malo y que no los quiere; van por la vida cometiendo errores cada vez más grandes, hasta que un día por tanto error que cometieron, les pasa un accidente, los asaltan, los violan, les hacen cosas feas; y todavía se atreven a culpar a Dios, diciéndole: ¿Porqué Dios, porqué me haces esto?... pero no se dan cuenta de que NOSOTROS MISMOS SOMOS QUIENES ACARREAMOS NUESTROS PROPIOS MALES.

 

Quizá digas en tu corazón: “¿Por qué me ha sobrevenido esto?”. ¡Por la enormidad de TU MALDAD fueron alzadas tus faldas, fueron desnudados tus calcañares! (talones). (Jeremías 13:22). …Y sobre ellos derramaré SU PROPIA MALDAD (Jeremías 14:16).

 

Amigo, si Dios fuera cruel, créeme que TODOS seríamos infelices por siempre. Si a ti también te pasan cosas fuertes en tu vida, PREGUNTATE ¿QUE ES LO QUE TÚ ESTAS HACIENDO MAL? En verdad hazlo y deja de culpar a Dios por cosas que tú solo (a) atraes a tu vida, EL QUE PIENSA NEGATIVO, VIVE NEGATIVO, EL QUE PIENSA POSITIVO VIVE TRANQUILO. Si todos supieran lo que Dios es y hace, muchos vivirían seguros, porque sí hay personas quienes confiamos en él, solo gracias a él, vemos la vida con otros ojos, vivimos en paz con nosotros mismos y con los demás (a pesar de las adversidades y tragedias). Por su gracia recibiremos recompensa por medio de la fe en Cristo Jesús.

 

Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: "Heme aquí", SI QUITAS DE EN MEDIO DE TI EL YUGO, el dedo amenazador y el hablar vanidad... (Isaías 58:9).

 


https://lh4.ggpht.com/-fpRvN5PrF0o/TeeCFCs4IHI/AAAAAAAABQY/WZ1xxi-gXHI/Aun%252520en%252520las_thumb%25255B1%25255D.jpg?imgmax=800

 

Si ya estás harto de vivir inseguro, intranquilo, si sientes que hay odio, rencores, envidias, miedos, frustraciones y más, en ti; ya es hora de QUE DEJES DE ESCAPAR DE LA LUZ DE DIOS, tan solo déjate llevar. ¿A qué le temes?, ¿Qué no te perdone?, ¿Qué no te escuche?, ¿Qué te rechace?, ¿Qué no te quiera? No te confundas amigo, los de “afuera” dicen esto, porque en realidad no conocen de él, solo hablan según su necedad; pero Dios mismo te asegura que estará ahí, en el lugar e instante que tú lo invoques (que tu le hables con disposición, confianza y con sinceridad), Dios te escuchará, perdonará y amará sin importar las atrocidades que hayas cometido desde antes. No hay nada que perder querido (a) amigo (a) y mientras más crezcas en él, te hará y dará verdaderamente lo que tu alma más anhela.

 

Entonces andarás por tu camino confiadamente y tu pie no tropezará. Cuando te acuestes, no tendrás temor, sino que te acostarás y tu sueño será grato. No tendrás temor de un pavor repentino ni de la ruina de los impíos, cuando llegue, porque Jehová será tu CONFIANZA: él evitará que tu pie quede atrapado (Proverbios 3:23-26).

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    karen gonzalez (domingo, 21 febrero 2016 23:14)

    Q bonito mensaje, no cabe duda, q Dios habla por cualquier medio, estamos pasando una situacion un poco dificil, pero Dios nos ayudara, hay que creer mas y hechar fuera toda preocupacion, q Dios los bendiga hermanos